© 2019 mayorga+fontana

  • logofb
  • logotw
  • logolink

PLAYGROUNDS

 
Los patios, los centros y entornos escolares son espacios que deberían fomentar las relaciones urbanas y la cohesión social de los barrios dentro de una idea integral de ciudad educadora.

 

Respecto a lo arquitectónico, deberían ser ámbitos de apertura, de socialización y de encuentro con la naturaleza en la ciudad. Espacios para la actividad al aire libre, el movimiento, la estancia, el reposo, la posibilidad de reunirse en grandes y pequeños grupos. Estos lugares condicionan la tarea pedagógica por las mismas características de los espacios: su calidad ambiental, idoneidad formal y funcional, el diseño de sus limites, la apertura y/o relaciones que promueve entre interior y exterior. 


A su vez, en lo urbanístico, los centros y caminos escolares conforman una red cívica, que evidencia y concretiza el papel de las escuelas como potenciales centralidades de barrio, que tejen una red de sinergias entre espacios públicos, equipamientos y edificios de acceso público. Un proyecto común que requiere una construcción colectiva  con la interacción de profesionales en urbanismo, movilidad, espacio público y demografía con directivos, maestros, alumnos y comunidad educativa.